Barra_Vida_Sana
 
 
line decor
    
line decor
 

Inicio / Salud y medicina / Cuidados al exponer los niños al sol  

Salud y medicina

Cuidados al exponer los niños al sol

 

Las vacaciones, los días de playa o de montaña son oportunidades imperdibles para compartir en familia; pero debemos prevenir en el bebé, golpes de calor, dehidratación y quemaduras de su delicada piel.

Cuidados con los niños al sol

Los bebés, de menos de 6 meses de edad, no tienen ninguna defensa contra el sol. Su organismo aún no produce la suficiente cantidad de melamina para protegerlo de los rayos ultravioletas. Tienen inmaduro su sistema de regulación de la temperatura y se deshidratan con suma facilidad por ser hidrolábiles. Por todo ello corren serio peligro si son expuestos al sol, en horas picos o por tiempos prolongados. En general, es importante extremar la protección de los niños en los primeros tres añitos de edad.

Algunas recomendaciones

  • Vista al bebé con trajes ligeros de algodón o déjelo sólo en pañales.
  • Nunca exponga al bebé a los rayos del sol directo y téngalo en la sombra.
  • Aunque esté debajo de una sombrilla o al resguardo del sol, los rayos ultravioletas son peligrosos por el brillo sobre la arena o el reflejo del agua. Los días nublados son igualmente riesgosos, porque las nubes no filtran los rayos UV. La nieve también refleja los rayos solares.
  • Refresque al niño regularmente mediante la aplicación de agua en su piel y dele a menudo de vivir.
  • En lo posible, no lo exponga al sol entre las 11 y las 18 horas. En caso contrario, cubra su cabeza con un gorro de algodón o una gorra con visera ancha, coloque en todas las partes visibles del cuerpo del bebé una crema de máxima protección.

El sol y el cáncer de piel

Es importante comenzar su prevención en los primeros años, ya que los efectos causados por las radiaciones ultravioletas son acumulativos a lo largo de toda la vida.

Los niños suelen pasar mucho tiempo jugando al sol y su piel es más susceptiple de ser dañada. Se ha calculado que en los primeros 20 años una persona recibe aproximadamente el 80% de la radiación de toda su vida.

Los rayos UVA y UVB son radiaciones (ultravioletas) de la luz solar dañinas para la salud de la piel y para los ojos con riesgo de cataratas.

Las principales consecuencias del año crónico producido por el sol son: el cáncer de piel y el envejecimiento prematuro de la piel. La exposición solar es responsable de hasta el 90% de los cánceres de piel.
Las personas minimizan los riesgos por que los efectos nocivos no se perciben inmediatamente.

Tomar sol en exceso es siempre una conducta riesgosa, aunque los efectos se evidencien tardíamente.

¿A partir de qué edad se recomienda la aplicación de protector solares?

A partir de los 6 meses de edad se aprueba el uso de fotoproctectores. Se recomienda no exponer de manera directa al sol a los menores de 1 año de edad.

¿Qué significa "pantalla solar"?

Cuando encontramos la leyenda "pantalla total" en los protectores, se está refiriendo a un "alto poder de protección", pero nunca se trata de una barrera imposible de pasar por las radiaciones.

¿Cómo debe aplicarse el protector solar?

Aplicar una capa generosa antes de la exposición solar, sin olvidar ninguna parte del cuerpo incluyendo el cuello, orejas y dorso de los pies. Renovarlo frecuentemente, cada hora, y luego de cada inmersión en el agua o en caso de transpiración copiosa.

Quemaduras Solares, "Niños flechados"

La quemadura solar tiene distintos grados de severidad, desde un enrojecimiento doloroso que mejora en 3 a 5 días hasta lesiones más graves incluso con alteraciones del estado general, fiebre, escalofríos, cefaleas, malestar, náuseas, y hasta delirio.

Primeros auxilios:

No demore la consultay concurra al hospital más cercano, si su niño está quemado por el sol o presenta algunos de los síntomas mencionados. Es una emergencia médica.

Utilice compresas frías y administre suficientes líquidos hasta que lo evalúe un pediatra.

 

El caracter de esta página es solo informativo. De ningún modo reemplaza la consulta al médico especialista.


 


Balanza IMC

 

 

 
 
   
nbsp;