Barra_Vida_Sana
 
 
line decor
    
line decor
 

Inicio / Salud y medicina / Consejos para disfrutar de la playa  

Salud y medicina

Consejos para disfrutar de la playa

 

 

 

  • Ni bien llegue a un balneario, infórmese acerca de las características de la playa (profundidad, zonas de peligro, presencia de corrientes, etc.), compruebe que en ella se cumplan los mínimos requisitos de seguridad, y cerciórese de que está vigilada por guardavidas, señalizada y preparada para atender cualquier emergencia que pudiera presentarse.

  • Consejos para la playa

    Observe con atención el lugar donde los niños se sientan a jugar. Lo más conveniente es tender sobre la arena una toalla y controlar que no haya cristales, restos de basura u otros objetos cortantes o peligrosos.
  • Procure que el niño no quede desnudo; la arena puede ser una fuente de infecciones, si está mucho tiempo en contacto con las zonas genitales.
  • Protéjase y proteja a los niños de los efectos dañinos del sol. Siga las recomendaciones de los especialistas.

 

Precaución en el agua

  • Los cambios bruscos de temperatura son muy peligrosos, si el agua de la playa es muy fría, antes de bañarse moje al niño en las zonas de la pancita, el pecho, las muñecas y la nuca.

  • Se debe dejar de transcurrir un tiempo prudencial entre la comida y el baño.

  • Nunca pierda de vista a su hijo mientras se baña. Usted es el principal responsable de la seguridad de su hijo, no el guardavidas.

  • La mayoría de los niños sienten miedo al agua. Si éste es el caso de su hijo no lo obligue, respete su actitud. Ayúdelo a descubrir el placer de disfrutar en el agua, jugando o caminando con él por la orilla, buscando caracolitos.

  • Enséñele al niño, el significado de las señales de peligro y de las distintas banderas, así como a cumplir con las indicaciones de los guardavidas y cuidadores.

  • Los flotadores no son un sustituto de los chalecos salvavidas y pueden dar una falsa sensación de seguridad. Si el niño levanta los brazos, puede escurrirse hasta el fondo o, con un movimiento brusco, puede quedar con la cabeza hacia abajo.

  • Enseñarles a nadar desde pequeño, es el mejor salvavidas.

 

El caracter de esta página es solo informativo. De ningún modo reemplaza la consulta al médico especialista.


 


Balanza IMC

 

 

 
 
   
nbsp;